C/ Padre Francisco Suarez, 8
47006 Valladolid
Tlf: 983 337 516 | 639 066 673

Single Blog Title

This is a single blog caption

Como elegir una almohada adecuada para evitar dolores de cuello

La almohada que debemos usar en la cama es algo muy personal, muchas veces nos cuesta encontrar la almohada perfecta y cuando la encontramos nos la llevamos hasta de viaje, sin embargo puede ocurrir y de hecho ocurre que la que sirve y disfruta una persona, no sirve para otra.

Una vez dicho esto, la almohada que vamos a elegir dependerá de nuestra postura preferida para dormir. Será más o menos gruesa o dura, con una u otra forma, dependiendo de la postura en la que nuestro cuerpo encuentre la relajación, y con esto no me refiero sólo a la postura en la que nos quedamos dormidos, también aquella que el cuerpo adopta estando dormido. Por poner un ejemplo, en mi caso, yo tiendo a relajarme en decúbito lateral, es decir tumbada de lado, pero despierto siempre boca arriba.

Una vez dicho esto, daré unas nociones básicas sobre la almohada adecuada a cada postura.

•Si necesitamos el decúbito prono para relajarnos, decir que esta es la postura menos adecuada para dormir. Forzamos la rotación del cuello, lo cual nos va a dar muchos más problemas de cuello que otra postura. También nos va a costar más respirar, es más fácil que ronquemos y que tengamos un mayor número de apneas del sueño.
La almohada deberá ser de poco grosor y más blanda que dura, de forma que no fuerce el cuello en rotación y a su vez en extensión. Se debe evitar dormir boca abajo con un brzao bajo la cabeza, ya que a la larga nos acarreará problemas en el hombro.

•Si nuestra postura es en decúbito lateral, la almohada deberá ser del grosor justo que mantenga la cabeza en el eje de la espalda, el grosor será la distancia entre el hombro y nuestra oreja, para que la cabeza no caiga hacia el colchón, ni quede elevada. La consistencia de la almohada tiene que ser tirando a dura, de las que absorbe el peso de la cabeza y se deforma lo justo para ser cómoda, pero no deja que la cabeza se hunda.
Personalmente me parece muy cómoda una almohada tipo mariposa o butterfly en inglés. La hendidura que tiene en el centro me permite apoyar parte del cuello, me siento más arropada, mientras que la parte lateral de la cabeza apoya en zona más baja.

•Si dormimos en decúbito supino (boca arriba), la almohada deberá tener la altura suficiente que permita que el cuello siga el eje del resto de la columna., que no cuelgue ni quede elevada.
También en este caso, la almohada con forma de mariposa me da sensación de confort y de tener el cuello recogido.

Una vez dadas estas recomendaciones, decir que en la consulta se me pregunta muchas veces al respecto y lo que a mí me vale no le vale a otra persona, estas son las recomendaciones generales que cada uno debe adaptar a sí mismo.

bt-arriba

Leave a Reply

trece + 20 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies , pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR
Aviso de cookies